¡5 pasos para rejuvenecer en el sexo!

No solo es divertidísimo y nos brinda mucho placer, también es una gran terapia para el cuerpo y aquí te presentamos los 5 mayores beneficios que recibes al tener una vida sexual activa.

  1.  Es un gran ejercicio. Al tener un sexo vigoroso, quemas alrededor de 4 calorías por minuto, lo que significa 160 calorías en solo media hora. Mantiene tus músculos fuertes y flexibles si cambias seguido de posición y además es el ejercicio más divertido que podrás encontrar. En el caso de las mujeres, se fortalecen los músculos del suelo pélvico, lo que a la larga provee un mayor control de la vejiga. No solo fortalece el cuerpo físico, también la mente, ya que mejora la memoria y al haber mayor circulación sanguínea, se irriga mejor nuestro cerebro. Para los hombres puede ser una manera de trabajar sus músculos pubococcígeos en la base del cuerpo, útiles en el control de esfínteres.
  2. Mejora tu piel y apariencia general: Hasta se ha vuelto dicho “Aquel/la amaneció contento/a. Es notable cuando alguien está de buenas, y es porque las hormonas de la felicidad como serotonina y oxitocina abundan tras una buena jornada sexual, así como las feromonas, lo que te puede volver aún más atractiva/o. Esto no solo nos levanta el ánimo, también mejora el aspecto de nuestra piel que gracias al aumento de estrógeno se estira y ayuda a eliminar arrugas, así como de prevenir la osteoporosis en tiempos de menopausia. Además, al excitarnos y tener relaciones la sangre circula más por el cuerpo, mejorando la irrigación sanguínea y por tanto manteniendo la piel brillante y sana. Y por si no fuera obvio, la Universidad de Texas comprobó que quienes tienen sexo regularmente tienen mucho mayor auto-estima y se sienten más cómodos/as en su cuerpo.
  3. Protege al corazón. Muchos lo han comprobado. La Universidad Queens de Belfast menciona que tener relaciones 3 veces por semana disminuye a la mitad el riesgo de un ataque o paro cardiaco. El American Journal of Cardiology lo recomienda como una medida preventiva.
  4. Disminuye estrés y duermes mejor. El aumento de prolactina en el orgasmo hace que el cuerpo se relaje al grado de poderse quedar dormido justo después, así que no te sorprendas si cae rendido después de eyacular, es totalmente normal y benéfico para el cuerpo, ya que se recupera y descansa mucho mejor. También, en las 24 horas subsecuentes de tener relaciones sexuales, las personas manejan las situaciones estresantes, como hablar en público o problemas de trabajo, de manera mucho más relajada. La oxitocina, hormona del amor, también es responsable de relajarnos. Inclusive puede aliviar la migraña, así que ¡Que no se vuelva una excusa!
  5. Aumenta inmunidad y disminuye dolor: Los niveles de Inmunoglobulina A aumentan al tener relaciones y sobre todo al llegar al orgasmo, lo cual nos protege de resfriados. También aumentan hasta 5 veces los niveles de DHEA (dehidroepiandrosterona), la hormona anti crecimiento, tras el orgasmo. Y por si te preocupa el dolor menstrual, las contracciones musculares ayudan a dispersar y disminuir la tensión que se genera en los cólicos menstruales.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://yorgasmic.com/wp-content/uploads/2019/01/malvestida-magazine-tJNELcV7_tY-unsplash.jpg);background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 630px;}