La menstruación y sus cuatro fases lunares

La palabra menstruación está relacionada etimológicamente con la luna, se dice que las mujeres ovulan en luna llena y la menstruación viene con la luna nueva, y así van de la mano sus cuatro fases. Desde nuestra primera menstruación hasta la menopausia, las mujeres tenemos este ciclo biológico que cumple con nuestros años fértiles  en el que se preparan los óvulos dirigidos a desarrollar un embarazo… conlleva cambios cíclicos continuos.

Se ha demostrado que la luna influye en el movimiento de las mareas, formado por un porcentaje alto de agua en nuestro cuerpo. Esto nos aclara que todos los ciclos naturales están conectados, estableciendo una relación más allá de lo simbólico;  por esta razón, se logran empatar mismos sangrados menstruales como las lunas llenas en un año.

La realidad como mujeres de esta generación y con orientación a una cultura occidental, desde niñas se nos habla de la menstruación con una energía forzada, como si el ciclo fuera un estorbo en nuestra vida,  nunca nos contaron más allá de que tenías que escoger entre delgada, nocturna o ultra fina. Nos programaron con un sentimiento de rechazo hacia la menstruación provocando una sociedad que prefiere no hablar de este tema con profundidad, misma sociedad que enseñó a los hombres a burlarse de nuestro ciclo o a expresarse de este haciendo referencia a algo desagradable. Como consecuencia hemos crecido con este sentimiento de culpa, de lastre, de molestia con nuestro cuerpo rechazando el proceso natural femenino.

“De todas maneras, creo que todas las mujeres odiamos “esos días”, ¿no? Incomodidad, dolores de cabeza, de ovarios, alteraciones en el estado de ánimo, irritabilidad, ganas de no hacer nada… Esos desgraciados síntomas, sin duda, nos hacen odiarlo.”   –Opinión de una revista de moda sobre la menstruación.

Esos síntomas son la expresión del cuerpo que grita, pide atención. Y no es la mejor solución tomar una pastilla para ocultarlos, el cuerpo te pide conexión.

Al conectarnos con nuestro ciclo menstrual y sus cuatro fases logramos RECONOCER los ritmos cambiantes de energía que viaja en todo nuestro cuerpo que se concentra en el vientre, justo en nuestro segundo chakra, conectando las emociones, intuiciones y sentimientos. Lo relacionado al  karma, el deseo, el placer, la sexualidad, los celos y el amor.

Así se sienten las 4 fases del ciclo:

Pre-ovulación: Te sientes dinámica y activa, buena para planificar y definir objetivos, nítida.  -Luna creciente-

Ovulación: Te sientes fértil, bella, radiante, luminosa, amorosa, sensual, sexual, decidida y cuidadosa.  -Luna llena-

– Pre-menstrual: Te sientes con deseos de conectar al inconsciente con lo más profundo, con lo que duele saber, con la dueña de la verdad; te sientes meticulosa y quieres saber hasta el último detalle.  -Luna menguante-

– Menstrual: Te sientes creativa con una fuerte introspección y con una conexión interna fuerte, aquí es donde todas las ideas creativas tienen gestación.  -Luna nueva-

Al estar conscientes y atentas a los mensajes que nuestro cuerpo nos manda, al saber que estamos conectadas desde nuestro interior podemos ser más intuitivas. Esto nos permitirá darnos autoridad a través de conectar con nuestra naturaleza. Entender nuestro ciclo como una guía interna y una gran fuerza fundamental para reconocernos.

There is 1 comment
  1. Domenica

    Muy bonito e interesante relato. Nunca he odiado mi mestruación al contrario la bendigo porque estoy viva. Y cómo este relato me encantó la explicación. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://yorgasmic.com/wp-content/uploads/2019/04/woman-3206677_1920.jpg);background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 630px;}