¡5 pasos para motivarte y bajar esos kilos extras!

Mucho se ha dicho de la obesidad y de los diferentes efectos que tiene sobre nuestra salud física: los riesgos de diabetes, presión arterial alta y la propensión al infarto son algunos. Y qué de los relacionados con nuestra mente, la mayoría de ellos causados por las diversas presiones sociales: Los conceptos de figura delgada, los estilos en la moda y otros de carácter familiar e individual nos llevan a tener, en resumen, baja autoestima.

La autoestima es el valor que nos damos con relación a lo que somos, lo que poseemos, lo que sabemos hacer, a nuestras capacidades físicas e intelectuales.

Sabemos que mantener un buen equilibrio entre estos factores es muy importante pero, cuando padecemos sobrepeso u obesidad, llegar a ese balance resulta muy difícil y complejo. Aquí algunas ideas que te ayudarán para conseguir ese balance tan deseado.

  1. Motívate: Ese es tu principal motor. Muchos tenemos claro lo que nos motiva, ya sea nuestro trabajo, nuestra familia o algún hobbie. Cuando nos gusta algo que hacemos, cuando nos mueve esa pasión, comenzamos muy felices el día. Estar motivado te dará alegría y ganas de levantarte con energía y salir al mundo a vivir la vida de tus sueños. Una vez que las elijas, fija metas reales para lograr tu objetivo.
  2. Ámate a ti mismo: Ya eres perfecto y único sin ayuda exterior; lo que hagas no te va a hacer mejor o peor, lo que logres es una extensión de cómo te sientes contigo mismo. Presionarnos, encontrar un valor a lo que hacemos o somos, sólo nos va a traer frustración y decepción. En cuanto nos aceptemos, amemos y sintamos bien con nosotros mismos, los éxitos comenzarán a fluir en nuestra vida.
  3. Equivócate: El miedo es creado por nuestra mente para limitarnos. Para ser libres, tenemos que romper esos límites. Procura cambiar tu rutina de vez en cuando, creando una experiencia diferente todas las semanas. El aburrimiento y la rutina son las cosas que nos van apagando.
  4. Sé auténtico: Tenemos tanto miedo del qué dirán, de no ser aceptados por la sociedad; queremos tanto pertenecer a una iglesia, a una comunidad o a un grupo de amigos, que pretendemos ser quienes no somos o decimos cosas que no sentimos. Arriésgate a ser tú; te vas a querer más porque dejarás de luchar entre tu verdadero yo y quien se espera que seas.
  5. Respétate: Respetarte es actuar con tu verdadera intención. Si quieres una cosa y lo reflejas de otra manera, terminarás con una sensación que te hará sentir mal. Sentirte bien con tus decisiones y vivir con un sentimiento de que lo mejor te está pasando, sin atentar contra tus valores o integridad, te dará una sensación de paz.

No vivas más bajo el yugo de la insatisfacción crónica. ¡Eres libre de lo que has renunciado y esclavo de lo que deseas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://yorgasmic.com/wp-content/uploads/2019/01/gesina-kunkel-9gpUvVVECPM-unsplash.jpg);background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 630px;}