La creatividad y la sexualidad según Freud

La creatividad no tiene edad. Hace cinco años, la chispa que siempre había coexistido en mi interior, estalló, y desde aquel pequeño Big Bang, las palabras comenzaron a convertirse en historias que nadie aún había inventado. Soy autora y es mi profesión. Admito que fue una conversión ardua, aunque también inevitable. No había un solo metro en mis venas que careciera del deseo de crear, y esconderlo sé que me hubiera matado. Mi mente imagina sin apenas descanso, y no puedo dejar que la fantasía caiga al vacío. Soy activista por naturaleza, y sufro si a la sociedad le duele respirar. Y he amueblado un espacio racional en mi cerebro, si bien, utilizo a diario el intenso halo de energía que acumulo alrededor de mi corazón para ser arte. Es mi pasión.

¿Qué hace un creativo con tanta pasión?

Crear es el único delta en un río inagotable. La pasión artística no fenece, y los creativos amamos ser como somos; incansables. La invención también acaba siendo un amor incondicional, y como en cualquier relación, es necesario el sexo. De hecho, el arte es hacer el amor muy despacio, y en cada fin, incluso puedes tocar el clímax sin la necesidad de estirar los dedos.

Freud escribía que la transformación de una actividad sexual en actividad sublimada, requería de un tiempo de retracción de la libido sobre el Yo, lo que posibilitó reorientarse hacia actividades no sexuales. El neurólogo tenía dos conceptos: a) La energía necesaria para la creación es de naturaleza erótica, y b) la energía que se sublima en la escritura, lo hace en ese medio porque existe un obstáculo en la realidad que impide al literato descargar su energía sexual directamente. Y concluía que, la frustración sexual era la que conducía al artista hacia la creación.

Además, existe la teoría energético-pulsional del Psicoanálisis, el Eros, que afirma lo escrito. La palabra pulsión como impulso, utilizada por Freud, asevera que el sujeto de manera positiva se dirige hacia el objeto, lo que deriva en una energía flexible y expansiva, y lleva a una fuente erótica, instinto de vida, y al mismo tiempo, suministra materia prima psíquica para la creatividad en el arte. Escribir es sexo. Él  grita en mi silencio, él es imaginación, el desea bajo mi piel, él me desnuda mientras bajo las sábanas me escondo como un ovillo. Él crece cuando mis palabras caen sobre un folio en blanco y la sangre me hierve entre los huesos.

 

He descubierto que ser creativa enaltece mi pasión y mi libido. Y adentrarme en Yorgasmic ha sido otro paso clave; un salto cargado de adrenalina. He conocido un equipo de profesionales que me ha ayudado a canalizar mi energía sexual y transformarla en un hilo inagotable de creatividad. He crecido exponencialmente. El arte y el sexo se aman, y el amor no tiene límites.  

There is 1 comment
  1. Hi, very nice website, cheers!
    ——————————————————
    Need cheap and reliable hosting? Our shared plans start at $10 for an year and VPS plans for $6/Mo.
    ——————————————————
    Check here: https://www.good-webhosting.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://yorgasmic.com/wp-content/uploads/2019/01/sigmund-and-anna-freud.jpg);background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 630px;}